Follow by Email

domingo, 26 de abril de 2009

Las perlas de la luna


"La montaña de palabras de ha derrumbado, la literatura se ha desmoronado" (Anais Nin)


Dedicado a alguien que no conozco: ERKER, tu poesía es inspiradora.






Me engalano con tus joyas, me embisten como espadas en una batalla verso contra verso.
Soy un descaro para la felicidad, pero encaro la soledad con una valentía que no conocía hasta ahora y, sólo por esta noche, me desprecia para dejarme embellecer con tus preciosas perlas fundidas en papel.
Imagino tu cuerpo bajo el arrebol y descansa con extrema sensualidad, florece en extraños remordimientos, en nostalgias que no han sucedido ni sucederán. Son como lluvias hirvientes que abren la piel y calan el alma, construyendo zanjas para encaminar las mieles que nacen en el punto justo en que la noche, mordazmente, se transforma en alba.
Tu boca, áspera de deseo, hace de los besos una gargantilla para mi cuello. Y entonces, todo se entrega para ti, por ti: mis carnes, los labios secos, la veracidad de mis manos, las humedades de un cuerpo que sólo supo hasta hoy danzar inviernos. Siento el calor de la sangre en tu pecho, por eso la amo y abro mis venas sin precaución; me desangro en la fiebre de esta nueva creación que someto y entrego generosamente al caos de una poesía sorda y ciega, pero nítidamente perfecta.
Profano las esquinas de tu espacio. Mis manos enjoyadas guardan entre sus dedos la adoración, el incesto, la blasfemia cometida contra tus palabras, tu verso. Un delito extasiado en sutilezas literarias, pero sincero, confeso, tan maravilloso como la realidad, como nuestras lejanas realidades.
Es la desgracia quien me adorna la cara, la frente, la vida y soy parte de la enfermedad gracias a eso. Me gusta ser la lepra, la sarna, la gata negra, el mal augurio. Me gusta ser la mercenaria de tus versos, sólo para enjoyarme con las perlas de la luna.

Imagen: Jean Saudek


sábado, 25 de abril de 2009





El sueño te está robando
un verso más
allá lejos
donde moran
los charcos de penas.


El ausente


La silente.



viernes, 17 de abril de 2009

Hay puertas hacia ti
que nunca cierran,
infiernos a los cuales volver.
Y vuelvo.
Hay caminos hacia ti
que nunca acaban,
que siempre sigo
a ciegas,
sin huellas.
Y vuelvo,
siempre vuelvo
por la misma puerta
y el mismo camino
con pies de loba herida
a tus infiernos.

lunes, 13 de abril de 2009

Noches lobas II


¿Caperucita acechando al lobo, o es sólo, tan sólo, una noche de perros con aullidos de lobos?








Muerde, muerde mis caderas, la frágil espiga de esta que ya no soy.
Átame el silencio a la voz de tu recuerdo y lléname el vacío cereza, penétralo tanto de tu lengua, que nunca más logre pronunciarte entre labio y boca. Algo exquisito se produce cuando dejo de pensarte y te vuelves real hacia mi y me sacudes los prejuicios y sarcasmos que habitan dentro de esta anciana niña y gris.
Afianza mi deseo con cadenas, cierra los extremos de las esferas que nos engañan y nos mantienen alerta. Entrégate feroz y sombrío a la doncella indolente que habita detrás de la poesía.
Sabes que me gusta el exceso y abundancia de tu mirada, así como la del cigarrillo que se posa en tu boca, humareda destilando humedades y arrastrando nuestra carne hacia el ocaso de una noche loba que no calla, que se viste de niebla y lluvia, de chillidos sin queja.



Vuélveme hacia el infinito y embriágame de caudalosos ríos. No me importa la luna ni su incesante poder oblicuo, ni su pureza albina, ni su mortecino hechizo. Sigue navegándome, que yo seré toda marea tuya, ola incesante que no se cansa de nacer y morir en tu playa.


Imagen: Jan Saudek

sábado, 4 de abril de 2009





Me reconozco en tu cuerpo y entre todos los ínfimos espacios que no pueden separarnos en la hora del amor. Soy una flor rodeando la primavera de tu cintura, una figura cualquiera que dobla las esquinas de tus brazos para sostenernos en el abrazo, retorciéndose en paralelo a toda maniobra en tu cuerpo acontecida.
Cortamos cuerdas con los dientes y afilamos el deseo con las uñas. Blasfemamos unas cuantas miradas, quemándonos casi de forma inmediata para seguir con la misa de mi lengua en tu oreja y tu mano excursionando la infinitud de mi espalda.
Me reconozco en tu cuerpo, pues sé que nuestra unión es un mercado indecible de metódicos sonidos y perfectos engranajes. Aún así te pido el vacío en esta noche, un acantilado, al menos, en el cual sustentar esta idea loca de querer perderte.

jueves, 2 de abril de 2009



“Pureza es el reino habitado por los niños. Todo por revelar. Universo de Juegos Infinitos."






A mis alumnos.



Los silencios de los espacios

donde tú, ángel, mago, pintor

imaginas con tus manos el mundo,

el exterior,

ese silencio con voz

que nunca te perteneció.

Con tu poesía de primavera,

con tu sonrisa amplia

y tu risa profunda,

a veces muda, a veces tan suelta,

construyes las armas,

las únicas necesarias

para derribar el silencio que nos atormenta,

para llenar los espacios

con tus ruidos de nacimiento de flor,

de hoja otoñal golpeando a la tierra;

para borrar la cicatriz de vivir,

con el dolor de los demás a cuestas.

Hoy te hablo del silencio

cuando para ti ni siquiera cuenta.

Hoy te hablo de tus manos

que derriban silencios,

que cantan poemas.

Tus manos, varitas mágicas,

pinceles, raíces, cuerdas,

que sueñan tus sueños de antaño,

que sueñan tus sueños de ahora,

que te hacen volar por los cielos,

que te forman las alas y te hacen paloma...
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails