Follow by Email

sábado, 30 de mayo de 2009



(Jean Saudek)


La propuesta era la vida. 

Pero yo no.
Yo quise morir embriagada de mi lengua,
atragantada por mi silencio-poema. 
Yo quise morir del primer nacimiento,
de la mano fría y ausente que me acariciaba. 
De la boca que al anochecer
me prendía lunas al pelo;
que adornaba mi cintura
de melancolías pausadas
en un mayo cualquiera,
en una hora cualquiera,
en cualquier soledad acompañada. 
Una sonrisa crispada e incomprendida,
incomprensibles cuencas amotinadas y empecinadas
en negar visiones de luz que se ofrecían 
tangibles, gratuitas, hermosas. 

Sí, la tentación era la vida,
ese verdor alucinado.

Pero no,  yo no,
yo preferí mi altar de bailarinas acéfalas 
prendidas al rojo fuego del vuelo de 
sombras encapuchadas, en donde ya nadie llora.

miércoles, 27 de mayo de 2009

El espejo de lo posible


Muéstrame el silencio,

la redención absoluta a tus amaneceres.

Quiébrame en la palabra jamás dicha y

termina con la siembra esperanzada hacia tu puerto.

Tú, que eres yo,

que sabes de mis valles y colinas

de sus estaciones más cálidas y frías.

Tú, que sabes del mapa de mi cuerpo

tanto como el agua y mi reflejo,

tanto como mi pena y mis silencios.

Tú, que eres hombre y

llevas entre pecho y espada a mi corazón pulsando...

Muéstrame la duda,

quítame el verdugo que llevo dentro.

Arranca con un suspiro o una palabra,

la daga dolorosa e imposible de estar junto a ti. 


lunes, 25 de mayo de 2009

Señales





La exquisita aventura

de un instante sin preámbulos,

de un juego a corazón desarmado,

sólo entre las manos, puñales de brillos palpitantes

para el placer del fiel contrincante.

Círculos y elipsis  de inviernos

nos traen frente al ineludible premio.

Pero esta vez no habrá tregua de aullidos,

solo tus ojos y los míos.

Esta noche, mi compañero de letras,

amante de lo incierto, vengaremos a la dulcísima noche

y traicionaremos soledades.

Alucinaremos con un domingo de sol

en que el camino de la piel

se disfraza de aterciopelados pétalos

y tu caricia  ajena en mi lomo desnudo.

Lunático juego de reyes,

blanco y negro de lenguas mudas,

de manos desesperadas,

el primer y ultimo espejismo,

innecesario, por cierto,

porque sabemos que la luna siempre mengua

y el domingo es un pájaro gris

que se nos vuela en el tiempo.

Juegos de círculos, pechos desnudos y abiertos.

Elipsis de olvidos.

La señal ya esta dada. 



sábado, 23 de mayo de 2009


Tú, me derrotas en cada palabra
en cada gesto de tu mirada
en cada zarpazo felino de tus manos
me derrotas tú.
Tengo aún en la boca
el sabor de la perdida,
el golpe de tu espada en mi espalda,
el destierro feroz de tus besos
memorias escondidas
bajo la piel del olvido.



Tú, me derrotas en todo
el vértigo de las palabras,
en toda la furia de mi mirada,
en cada caricia felina
de mis manos resucitada
me derrotas tú.
Tengo aún en el cuerpo
el dolor de la batalla,
las heridas hechas
con el filo de tus mañanas
y los jirones de piel
de tus caricias remendadas.

Tú, me derrotas en cada mirada
y yo,
yo sigo construyendo muros de piedras
y escudos de palabras.


viernes, 15 de mayo de 2009





Bendita ausencia: Sin ti, ahora me siento como una aprendiz de compositora, tocando una nueva melodía que no es nuestra.


domingo, 10 de mayo de 2009

Noches Lobas III





Cansada ya de esta errática lobería
voy salvaje río abajo
con la locura enredada en el pelo
y las comisuras de la noche flagelándose en mi pecho.




domingo, 3 de mayo de 2009

Premio con desafío





Hago pública la entrega de mi desafío y, al mismo tiempo, te agradezco Romi por la nominación.


Despierta la vida
soñando el mañana,
se abre la rosa
como la boca a las palabras.

Las manos en la literatura,
no saben que lo mismo es
la noche meciéndose en el sueño
o el poema diciendo al silencio.

Vibra el mudo sexo
cuando hace un viaje al pecado
en complicidad con las butacas
de un cine abandonado.

Despierta a la vida
soñando el mañana.
Se abren pétalos de rosa
a la necesidad del rocío.

Las palabras significando al lenguaje dicen:
“El amor es una urgencia que no puede nombrarse”.



sábado, 2 de mayo de 2009

Una respuesta


Tengo un nombre, todos y ninguno. Me han llamado Luna, Celeste, Alejandra, Perséfone, Rosa y Sacerdotisa del torá. No tengo mucho, sólo recuerdos, cuadernos con poemas, cartas nunca enviadas, títulos, fotografías, un bronceado de Brasil y una nostalgia de Córdoba. También tengo dos amores, uno apasionado y casual y otro tierno, transparente y a los dos los amo por igual. Mis madre dice que nací en el mes de los gatos, que tengo 28 años y que soy signo Leo. Soy astigmática, pragmática y poco habladora, pero tengo una mirada negra y profunda que suele hacer radiografías del mundo que me rodea. Tengo dedos finos y largos y mi cabello es el caos que refleja lo que hay en mi corazón.
Soy fantasiosa y me gusta perderme en las imaginerías. La realidad me aterra, porque creo que vivir en y para ella es perder la perfección, es perderme de lo que realmente soy. Por eso escribo. Escribo a los fantasmas, a los muertos, a las sombras, a los abrazados por ausencias, a los desconocidos y a los que nunca debí conocer. Escribo sin escrúpulos, sin mascaras, en forma miserable incluso. Escribo para revelarme ante la infame realidad, para darle el valor a lo único tangible, cierto, palpable y disfrutable: la pasión, el sometimiento a nuestros deseos, a los instintos.
Quiero ser extremadamente sincera y confieso que puedo ser adorable, pérfida y humana, pero sólo serán bosquejos incompletos de lo que realmente soy. Me acerco un poco más a mi, cuando se corre el velo inescrutable de la poesía, cuando se anula mi cuerpo, mi mente, mi alma, y mi corazón se somete al fin a ella, a ti, a cualquiera, para recibir con total plenitud lo que me han dado.
Por eso no quiero más que su fuego.
Por eso no quiero ser más que un pájaro herido en tus manos.

viernes, 1 de mayo de 2009

El lobo que habita en mi ventana

Tu lobo come siempre en la amorosa caricia de mi mano...






Lobo,
escurridiza estrella
de fugaz presencia.
Aullido lunar
en noches de silencios
ahogados y abismales.
Gemido antes de la muerte
y el llanto cuando la vida
nos abre sus puertas húmedas y
sangrantes.
Lobo,
loco arcano y ancestral
niño que aún no aprende
a andarse en sus pequeños pasos
y siempre va acechando por más.
Lobo,
terrorífica imagen superpuesta
en la mente infantil
y cálido amante de lunas llenas
que clama y aúlla desde la entraña
más dolorosa de la tierra.
Lobo herido,
lobo sueño,
lobo noche, causalidad.
Lobo adentro,
lobo afuera
mordiendo espacios a los que nadie llega.
Lobo misterio y hambrienta soledad.




Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails