Follow by Email

lunes, 8 de marzo de 2010




Escribo con sinceridad, con un dolor que recorre mis sentimientos y mis venas, así como ese temblor recorrió cada región de mi país.
Han caído muros y las zanjas en el camino son cada vez más profundas, como tantas huellas ha dejado nuestra madre tierra en los corazones de los habitantes de esta hermosa nación.
Hemos perdido vidas, pero no las ganas de vivir y de levantar nuestra frente para mirar hacia el futuro... nos estamos reconstruyendo desde el alma, con manos solidarias, con la esperanza de la vida en la piel.
La fuerza de una nación se delata en cada mirada, en cada empeño nada imposible por reconstruir la felicidad. Por eso, seguimos de pie, con la mirada en alto y con el grito en la garganta que nos sostiene juntos de las manos: ¡¡FUERZA CHILE!!!
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails