Follow by Email

viernes, 24 de septiembre de 2010

Debo decir la palabra
Comprender el lenguaje
Sentir mi boca
Mover mi lengua
Usar mis dientes?
Debo
Nombrar
Rotular
Encasillar
Y con eso
Bacilar entre
Fonemas locos
Tildes hipócritas
Gritos exclamativos?
Decir
Decir
Decir
Reposar satisfecha
De rimas perfectas
De prosas en verso
Poesía insurrecta?
Tragarme el miedo
Sacar al descubierto
Toda la función
En amores y a colores
Significados y significantes
A veces escalofriantes
Intimidantes
Locuaces
Y perturbantes?

Debo torturar
La gramática
Cuando todo lo que quiero
Simplemente es…
( )

jueves, 9 de septiembre de 2010

Ser la sed descalabrada

Amontonada por siglos

Vísperas de milenios

Fines de mundo

Ser la sed y la memoria enajenada

El sabor en la boca

La frescura ya olvidada

Indestructible

Maquiavélica

Piel rosada

Pliegues dulcísimos

Purísima en su encanto

Y en el descalabro de ser la sed

Ver, ver, ver

Por todos lados ver

La saciedad a la mano

Ver, ver, ver

Sin medir espacios

Ver, ver, ver

Que estas ahí brotando a la distancia

Con tus manos crucificadas

Por el tiempo

En un solo gemido

Quejido

Te inspiro

Fuego de dos bocas

Alucino

Incesante

Un ensueño de-mente

Imagino…

Estas ahí

Y yo soy el ojo

La boca

La lengua de fuego

La sed.

domingo, 5 de septiembre de 2010

HABÍA UNA VEZ... (NINGÚN CUENTO DE HADAS)





HABÍA UNA VOZ QUE NO SABÍA,
HABÍA UN TECHO, UNA CASA, UNA CAMA
UNA MUJER QUE NO DORMIA
QUE SOÑABA EN SILENCIO
QUE ALGÚN DÍA DESPERTARÍA.
HABÍA UN ESPACIO EN EL QUE NADIE CABÍA.
ERA TAN GRANDE ESE ESPACIO
QUE SE NECESITABA UN SOL PARA COLMARLO
Y VACIARLO DE TODO EN LO QUE EL NO EXISTÍA.

ÉRASE UNA VEZ, TAMBIÉN, UN PUNTO LEJANO,
TAN DISTANCIADO DEL ESPACIO
QUE LA MUJER NO VEÍA.


HABÍA UNA VEZ UNA MUJER,
SU GRAN ESPACIO
Y UN PUNTO CIEGO Y LEJANO PARA ELLA.
PERO ALGO MÁS HABÍA:
UN PUENTE CON EL QUE SOÑABA A DIARIO,
UN BRAZO DE LUZ QUE A MEDIDA QUE SE ACERCABA
COMPLETABA SU ESPACIO
Y QUE LA TENTABA A ABRIR SUS OJOS CERRADOS.


LA MUJER CRUZÓ EL PUENTE,
SE ABRIERON SUS OJOS ANTES CLAUSURADOS,
DESPERTABA POR FIN DE SU ENSUEÑO FUGAZ
EN EL QUE HABÍA HABITADO…
EL CUENTO DE HADAS SE HABIA TERMINADO
PORQUE UN GRAN SOL COMPLETÓ AL FIN
TODOS SUS ESPACIOS.


HABÍA UNA VEZ UNA CASA, UNA MUJER
Y UNA CAMA.
ESTABA LA MUJER, SOÑANDO CON UN PUENTE
CUANDO UNA RISA INTERNA LUMINOSA Y CÁLIDA
LE SUSURRÓ AL OÍDO
“DESPIERTA”, YA HA LLEGADO EL DÍA.
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails