Follow by Email

domingo, 1 de febrero de 2009

Las cosas hermosas

Volví a leer ese libro, el de Galeano, y recordé todas las cosas hermosas que había tenido en mi vida.
Sí, las recordé, pero luego me pregunté:
¿A dónde van las cosas hermosas que uno necesita recordarlas?
Y la respuesta se me estaba entregando en el mismo libro, el que tenía entre las manos, el que me había hecho recordar.
Éste me hablaba sin palabras y en el paso de una página a otra me decía:
Las cosas hermosas no son cosas, no las podemos ver ni tocar, sólo sentir y es por eso que, frecuentemente, necesitamos volver a pasarlas por el corazón.


La Petit Mort





No nos da risa el amor cuando llega a lo más hondo de su viaje, a lo más alto de su vuelo: en lo más hondo, en lo más alto, nos arranca gemidos y quejidos, voces de dolor, aunque sea jubiloso dolor, lo que pensándolo bien nada tiene de raro, porque
nacer es una alegría que duele. Pequeña muerte, llaman en Francia a la culminación del abrazo, que rompiéndonos nos junta y perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza. Pequeña muerte, la llaman; pero grande , muy grande ha de ser, si matándonos nos nace.



Eduardo Galeano




EL DERECHO A SOÑAR DE GALEANO (CLICK AQUI)

5 comentarios:

  1. Me encantó:

    * La frase de Pizarnik en el encabezado (es una de mis poetisas favoritas)

    * la cita de Anais Nin

    * El textito de Galeano. En el video del otro blog lo vi usando una camisa azul que vistió en otros lados. Je (que superficial mi comentario)

    Besos

    ResponderEliminar
  2. QUE BELLO TEXTO HA ELEGIDO PARA MI REGOCIJO, HIJA DE MIS EXTRAÑAS ENTRAÑAS. ESE, EL MOMENTO DE PERPETRAR EL 'TRISTECIDIO' ETERNO, FEROZMENTE FUGAZ... uN ABRAZO

    ResponderEliminar
  3. ANDUVE BORRANDO HUELLAS, HIJA MIA, Y CANCELÉ MI ADORADO BLOG 'YO INVENTÉ A FREUD', EN FIN, LA VIDA ES ASI: AZAR, TORPEZA PROPIA, INCONSCIENTE ACTUANDO SIN HUMOR, NO? EJJEE

    ResponderEliminar
  4. Cuando uno se olvida de por que hace lo que hace, de por que lucha,de por que sigue defendiendo lo que considera justo y escribiendo a las cosas que escribe, cuando uno pierde el rumbo y las palabras se hacen vacias, entonces es bueno volver a leerlo a Galeano. Porque, supongo, el se debe olvidar como cualquiera,

    pero ve con las manos.

    Y anota

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails