Follow by Email

viernes, 1 de mayo de 2009

El lobo que habita en mi ventana

Tu lobo come siempre en la amorosa caricia de mi mano...






Lobo,
escurridiza estrella
de fugaz presencia.
Aullido lunar
en noches de silencios
ahogados y abismales.
Gemido antes de la muerte
y el llanto cuando la vida
nos abre sus puertas húmedas y
sangrantes.
Lobo,
loco arcano y ancestral
niño que aún no aprende
a andarse en sus pequeños pasos
y siempre va acechando por más.
Lobo,
terrorífica imagen superpuesta
en la mente infantil
y cálido amante de lunas llenas
que clama y aúlla desde la entraña
más dolorosa de la tierra.
Lobo herido,
lobo sueño,
lobo noche, causalidad.
Lobo adentro,
lobo afuera
mordiendo espacios a los que nadie llega.
Lobo misterio y hambrienta soledad.




Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails