Follow by Email

domingo, 7 de febrero de 2010


Boca a boca arde el deseo.


Boca exhala palabras calientes.

Boca inhala el fuego del silencio.

Se desatan guerras,

tormentas,

en el instante mismo

en que se des-atan los deseos.


Entonces todo fluye, todo:

mieles y

ríos

desembocando en un solo destino.


Nuestros cuerpos.




Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails