Follow by Email

viernes, 16 de diciembre de 2011




Yo leo la vida, escribo la muerte y espero...
Espero a que alguna de las dos llegue.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Debería ser así,
aunque sólo fuera
por un día o un siglo.
El tiempo se nos escurre
entre las manos,
y entre las manos vacías
yace el recuerdo fiel de tu cuerpo
en aquella noche cuando
la luz de luna resplandecía
por la ventana de nuestra habitación,
se metía entre mi pelo
y mis pestañas
y tú dormías como si nada,
como si el mundo fuera igual
después de las sombras.

Sí, claro, tal vez debería ser así.

Es sólo, tan sólo que
me he reconciliado con mi cuerpo
después de esa carga infatigable
en que se convirtió el recuerdo,
y hoy no quiero ser más que alma,
espíritu naufrago en el abismo del tiempo;
ese pájaro azul transformado
luego del viento y las alas.

Debería ser así… pero el tiempo se escurre
Incuantificable entre tanta distancia,
y pasa frente a nuestros ojos ciegos de espanto,
ciegos de nunca más vernos…

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Te diste cuenta, al fin,

que no puedo salvar tu corazón,

que no puedo rescatarte del amor?

Que tu cuerpo, tus manos, tu sexo

son el pago de una cuota vencida hace siglos

cuando aun no existíamos

ni existía tu vida, ni yo en ella.

(Es la prueba inefable

de que todo oscurece

después de las heridas)

Has dejado caer mi pluma

justo en las puertas de tu casa,

casa con puertas de papel

y ventanas abiertas de par en par,

lugares siniestros

que me llevan directo al callejón

más oscuro de tu alma,

en donde tantas veces transité sin miedo,

mientras suplicabas por alas prestadas

para emprender vuelo

quien sabe dónde.


Déjame volver a casa,

meter la llave en la cerradura

para encontrar nuevamente nada

y pulular como una mosca

entre el balcón y la cama,

entre tu olor en mi cuerpo

y la repentina soledad;

para que todo lo vivido

se convierta en parte del paisaje

y permanezca infinitamente

en las palabras que no dijimos

y que ya nunca más serán.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Dices “te quiero”Y una estaca de duda
Se clava en medio de mi pecho.

Dices “mía, mía, mía”Y un llanto que no sale
Se planta en mi garganta.


En cambio yo, sólo puedo decirte
El silencio,
La sonrisa,
El beso.
Te digo entonces la caricia,
El gesto más puro.

En medio de mi pecho
La resistencia de una estaca,
Un llanto,
Un silencio
Y entre él y tu voz

La noche traducida
En gemidos
Lenguas
Sexo.
Amor, amor

(como dices tú, mi gorrión herido)
Luego, la luz
Y la firmeza de tu mano
Sosteniéndome todas las dudas.

Tu voz,
Tus manos,
Mi silencio
Y entre ellos nosotros
Como algo que se resiste,
Pero se encuentra.
Algo que se niega,
Pero aparece,
(Fantasma silenciado
De mis noches silenciadas)

En medio de mi pecho
Tus manos
En lucha constante
Con mi duda y mi resistencia
Salvándome,
Sosteniéndome,
Queriéndome...


¿Qué hago ahora sin ti?

martes, 1 de noviembre de 2011

A J. C.


1
Los relojes rompen el tiempo,
los pasados instantes
tatuados en tus ojos
verde cambiantes.
Preciosos instantes
enclavados en los relojes muertos
de nuestra historia,
ya sin horas,
ya sin letras ni números
pero igualmente latiendo
en las pulseras del mundo.

2
Los relojes rompen el tiempo
y en su tic tac silencioso
la nada ocurre y pasa.
Y aún estamos ahí,
tendidos a la sombra
provocada por el reposo
de nuestros cuerpos,
con los pies descalzos
de tanto caminar a través
de la luz del lenguaje.
Entonces, tu voz muerte
me despierta,
me encuentra,
me rescata.
Todas tus voces
desafían la oscuridad de mi silencio
para renacer en tu palabra viento,
exhumar mis torpezas y volar
nuevamente
hacia la que fui.

3
El mundo retoma la mecánica
de los relojes.
Los segundos susurran nuevamente
tic tac
tic tac
resuenan invisibles
invencibles
seguros de que el mundo ya nunca más será el mismo,
ignorantes segundos
de que nosotros permanecemos
incólumes,
inamovibles
justamente allí,
en ese trocito de recuerdo,
retozando la vida toda,
escribiendo y reescribiendo
-tictaqueando-
la historia de nuestro propio tiempo.



domingo, 11 de septiembre de 2011

NATURAL

Caen los ojos

Los néctares maduros…

Cae la lluvia

Los pechos amamantados

Las canas

Caen.

Como todo.

Y yo, totalmente natural

-Prácticamente Humana-

Vuelvo a tropezar en el poema.

domingo, 21 de agosto de 2011

UNA MALDICIÓN

Que no hay amor que me alcance
Ni que te alcance,
Pájaro de alas surcidas con el fuego
De aquellas tres o cuatro noches
Que nos dimos por no darnos la vida toda.
Que mi amor nunca te alcance,
Pájaro de mal agüero,
En toda esta inmensidad
De vientos, de vuelos,
De fuegos mal encendidos,
De voces que mueren junto
Al crepúsculo en que se ha
Convertido tu frágil corazón.

domingo, 31 de julio de 2011

NO ES TAN DIFÍCIL

No es tan difícil creer en la vida

en que la esperanza se encuentra

a la vuelta de la esquina.

No es difícil confiar en la palabra

que lleva tu boca a flor de labio

y se escurre como un pececito

asustado por mi oreja confiada,

metiéndose por mis venas

-que ya no están vacías-

viajando rápido hacia el centro

que siempre quisiste alcanzar.

No, no es tan difícil

aprender cada día

que no es necesario decirlo

si tengo tus manos,

el peso de tu cuerpo

y la sencillez que le da tu presencia

a cada momento del día.

No es tan difícil la certeza

de tu amor y de tu desamor,

de tus miedos

y triunfos

cuando no me tocan ni me tocas,

ni te acercas,

ni rehúyes de mi presencia.

Cuando todo es mucho más simple

de lo que creía.

No es tan difícil comprenderte

cuando somos los mismos

bajo la misma fórmula de existencia,

transformados como el mundo

y llevados a polos equidistantes

para ser hermanos en la sangre,

en el dolor de la caída

que nos lleva a vivir esta vida

por aquí y por allá,

como desalmados

con miradas furtivas

de vergüenza,

miedo.

con la esperanza a cuestas

de que todo cambiará.

Definitivamente,

no se puede creer en todo

y tampoco en nada.

(cuando las palabras son de cristal

y dios está demasiado aquí y demasiado allá)

No podemos ser más que lo que somos.

-cualquier cosa para algunos-

y tampoco es tan difícil ser nosotros,

aunque no existan tales palabras

para describir lo que somos de verdad.




http://www.youtube.com/watch?v=kg36k7oh42A

lunes, 18 de julio de 2011

AmormalAmor

De repente, la ciudad tras mi ventana se oscurece

y caen los últimos rayos de luz sobre mi balcón.

El cielo gris amenaza con caerse

como fruta madura

y pudrirse sobre el asfalto quebradizo

de esta nueva fachada oscura.

El bocinazo de los autos,

la serenata de ambulancias

irónicamente, me traen la poesía

únicamente inspirada

en que puedo pensarte

y porque ya no dueles como antes,

y me dejas ser sentido

oído,

tacto,

musgo,

humedal de recelos con sabores.

La pierna rota

que me impide avanzar al siguiente

candidato,

mi propia dictadura, el toque de queda

autoimpuesto por la rebeldía

de este amormalamor.

La ciudad se oscurece

o mis ojos se oscurecen

como tu imagen ahí .

en este corazón que cierra sus puertas

sólo por hoy,

en que puede sentirse libre

antes de que el cielo se caiga

a pedacitos

y se pudra ante mis ojos

tras la ventana del olvido.

domingo, 17 de julio de 2011


A Alejandra


Te extraño Alejandra y a tu centro

entre nombres de muñeca y humana:

cabellos negros, mirada negra;

rostro de porcelana en frío

y el plumaje más fiero para llegar

hasta donde querías,

al centro en donde habitabas.

(Lo más negro de la existencia

entre tus nombres era)

La jaula del mal augurio

secretamente se te abría

en la pesadilla de nombrarte,

de escucharte en tus sonidos de

niña – pájara,

muñeca-poeta-humana

nombres irreconocibles, irreconciliables,

animaciones de ti misma

que sólo en tu lenguaje existían.

(En lo más negro de la palabra serías)

Desde el centro viajaste en tu barco blanco

cortando al viento con silencio de muerte en vida,

hasta encontrarte allá,

en la otra orilla,

en donde las cicatrices que dejó

en tí el amordazado tiempo

de huesos rotos y venas vacías;

rojas estrangulaciones a tus nombres

para cometer el silencio y el poema

entre los que siempre estuviste y estarás tú,

Alejandra.

lunes, 27 de junio de 2011

Del Silencio V

El silencio se come el silencio

Con letras grandes se come el silencio

Ahí esta mi alma, comiéndose las palabras por dentro

Por donde no se escuchan ni se entienden

Ahí esta mi pobre alma, comiéndose las palabras por dentro

Eso que se llama desolación se parece a esto

Eso que se llama por su nombre

Que el silencio no me permite nombrarle

Ya más nunca nombrarle...

Como lo negro que se junta con lo negro

Y parece como si nada fuera

Como si nada…

Era tanto el silencio que nos comíamos

Con miradas, gestos, manos…

Tanto, tanto era que con gusto nos devoró

Como si nada,

Como lo negro se come a lo negro

Como ese nombre que prohibido de nombrar era.

domingo, 26 de junio de 2011

El sueño me lleva a tu sueño
a esa añoranza que se deshoja en letras
cuando se construyen las palabras.
Estás en el lenguaje,
en la poesía recursiva que sublima
deseos y ausencias.
En el sueño, estás,
en el inexistente mundo onírico
de un pasado que se anuncia
por la ventana del anhelo.
Estás en la punta de mi lengua,
en el filo de mis dedos,
en esa poesía maldita
amparada bajo la silueta de tu sombra
unida a mi soledad.

domingo, 15 de mayo de 2011

Te escribo con sangre

y el dolor ahorcándome la respiración.

No lo sabes, nunca lo sabrás.

El sentimiento que se hizo vuelo en ti

ha muerto por siempre.

Las ficciones, las micro partículas

de esta singular unión, han muerto.

Estás aquí, estás allá, donde no puedo tocarte,

en donde mi lenguaje no puede ni siquiera hablarte.

Pero estás aquí,

mírate una vez más en tu reflejo eterno,

ahora oscuro quizás.

Pero no será por desamor,

no será esta oscuridad por falta de posesión.

No necesito tenerte egoístamente para saberte aquí,

para re-conocerte, para redimirte

aquí, en tu espejo negro,

en tu sombra-sombra

en tu igual.

El amor no va y viene

como tu pensamiento o tu corazón.

No.

El amor, el construido, se queda,

se ha edificado en la resistencia de mi

más grande convicción.

Por eso te escribo, porque la poesía te suelta

y me afirma.

Que quede lo que tenga que quedar.

Porque siempre hay algo que se queda

por t¡ y para mi.

Siempre hay algo que se hace poesía

firmada en el universo, por la posteridad.

La muerte me hace invencible

porque sí, algo se ha quedado

en mi, en ti

para ti, por mi.

Y eso es nuestro amor.

sábado, 7 de mayo de 2011

Después de tantos siglos

amando…

ensoñando tu lejanía

una voz me palpita en el seno

y en el sexo

en las manos vacías

tan vacías

después de tantos siglos

desaparezco para dejarte

y dejarme dejarte

para olvidarte

exitosamente

recuerdo

lo que sobraba

lo que me incitaba

a llegar a estos extremos

de lucidas ideas antipoéticas

a esta lucha proxémica

con mi alma

a este terrorismo en plena

revolución con mi soledad.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Del Amor III



Últimamente yo no sé nada del mundo,

nada de palabras,

nada de versos.

Solo aspiro la vida

y ella me limpia, me sonríe,

me lleva hacia ese mundo que desconozco.

Yo le sonrío, lloro, me desconcierto;

miro tus ojos grandes y negros

y me sorprendo.

Me desencajo

cuando me miras,

niño pequeño y travieso.

Nos sumamos entonces,

-en tu pupila y en mi sorpresa-

al universo todo.

Y caminamos en puntillas

para no despertarnos de este sueño,

camino al cielo

de nuestra felicidad.

miércoles, 12 de enero de 2011

Del amor II

Un día el amor se hizo bolita

y se fue a rodar por el mundo.

En su viaje, se expandió como una avalancha,

hasta que volvió a mí

y con su grandeza me aplastó.

Ahora trato de sacármelo de encima,

pero ni la rebeldía de mi cuerpo,

ni la llama que habita en mi corazón

logran destruirlo.

Ahora, el amor no se va,

se queda y es implacable en su decisión.

Inmenso me abraza, me rodea.

Me consigue.

Me habita.

Me llena.

Está.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails