Follow by Email

lunes, 31 de diciembre de 2012

Lo cierto

El amor al precio que sea: Devórate mi alma, no la vayas a degustar de a pedacitos. Cómela entera, sin tapujos, sáciate con mis misterios y ruinas. Luego, soñarás con lo cierto y descubrirás el silencio maligno de todos mis amaneceres.

lunes, 24 de diciembre de 2012


Si te olvidas y no encuentras
Si caminas y  resbalas
Si luchas y pierdes
Si ganas y pierdes
Si la comun-unión te separa del destino
Si estás confundido
Piérdete, circula, fluye.
El espacio-tiempo es infinito
Y generoso con los hijos del universo.
Sé natural y anula el pensamiento exacto.
Comun-unica el sentimiento, retráete
Y vuelve a caminar hasta encontrar-
te
nos
se.

lunes, 17 de diciembre de 2012



En ese momento,
en ese estado del silencio donde las palabras no sirven,
donde se perpetúa la soledad
y se rompe el vicio de la memoria. 

Haz que ría, que crea
que sueñe, que arda,
que no muera, que no se estanque
la vida, mi vida
en un trozo de herida salina.
Haz de mí la sonrisa y el sueño,
el despertar del gozo
del día a día, sin recuerdos,
con olvido, conmigo.
Haz que sonría. 

lunes, 10 de diciembre de 2012


Luego de la noche,
es el sol quien se esmera
en  iluminar la soltura
con la que se mueve por esta casa
el  fogoso espectro de tu cuerpo,
apagado horas antes,
con el silencio de un sueño.

Sin cruzar aún
 ese abismo de luz y sombra,
sombra y luz,
te cuento
que mañana será un día más
de duro exorcismo de penares,
de olvidar cómo pronunciarte
y anunciarte
ad portas de este amor
que no llega ni viene,
que me arranco a gritos
y que vuelve con el sonido
que carga el tiempo en su agitado tiempo.

Si mañana, cuando sea un nuevo día
para  saltar abismos
y elucubrarte en alma y  memoria,
vinieras y me vieras por vez primera,
no te asomes a la luz del día,
no me despiertes, deja que me rinda
a esta letanía,
déjame dominada al secretísimo
misterio del sueño
y a la caída en la que lanzo
cada llamarada de ti,
cada murmullo de ti,
cada día sin ti.

Si vinieras mañana y me vieras
dominada al sueño
no me mires ni te detengas
frente a mi,
no pronuncies
ni en pensamiento mis nombres.
Esmérate, como el sol,
en iluminar otras figuras
y  avanza, avanza en tus pasos
hacia donde no pueda sentir tu calor.                  
Avanza, así como lo hiciste hace años
y deja que me lance,
que me calle, que me rinda,
en honor a ti,
a la voz del olvido

Un Sueño II


Mañana seremos sangre
y comerás nuevamente de mis pechos desnudos.
Serás el hijo - verdugo de este amor maldito.
Mañana  seremos carne y volverás a juzgarme.
Yo, escucharé tu sentencia
y lamentaré que no tengas memoria
para recordar que te alimenté
con mi sangre y con mi carne,
que bebiste y comiste
de estas, mis manos,
que las mordiste y aún así,
quise seguir siendo la loba que lamió la estrechez de tu herida.
Mañana serás resistencia
 y me arrancarás el corazón en un solo grito de desolación.
Yo, seguiré siendo la madre y la loba
 –la memoria-
el encuentro de tu cuerpo y el mío
hasta que cuando sea mañana,
en un gesto divino de olvido,
deje de parirte y de amarte
y te pierda por siempre.
Para siempre. 

lunes, 19 de noviembre de 2012

Clarice Lispector

"(...) Alivia mi alma, haz que sienta que tu mano está cogida de la mía, haz que sienta que la muerte no existe porque ya estamos en verdad en la eternidad, haz que sienta que amar no es morir, que la entrega de sí mismo no significa la muerte, haz que sienta una alegría modesta y diaria, haz que no te indague demasiado, porque la respuesta sería tan misteriosa como la pregunta, bendíceme para que viva con alegría el pan que como, el sueño que duermo, haz que tenga caridad hacia mí misma pues si no, no podré sentir que Dios me amó, haz que pierda el pudor de desear que en la hora de mi muerte haya una mano humana para apretar la mía."

martes, 30 de octubre de 2012

1 de Noviembre de 2009

ALUCINADOS 


Si no es la sangre ¿qué nos unirá, que?
Si no son besos estampados con rosas 
y sus espinas haciendo heridas en nuestra piel
¿De qué vamos a morir? 

Si no es el sabor sepia de nuestros abrazos
o la ráfaga cautivadora de ese estremecimiento
al amarnos, ¿qué nos haría volar, qué?

Es inequívoco este instante, aunque tu caricia blasfeme nuevas necesidades cuando mi cuerpo recién te llena, se acopla y te viste con sus mejores sedas. Vamos rumbo a un viaje alucinado. Me he desvestido para ti, he vuelto a ser la niña impúdica que te besa, la loca viajera que solo ansía como puerto final tu cuerpo. La poeta que te busca en restos de poesías añejas y te dibuja con el silencio de tantas palabras. 
Te respiro en este aire que no se renueva. El aire de mi cajita oscura, chiquita, pero inmensa en su negrura, en donde me encontraste envuelta con el infinito y el tiempo colgando de mis amaneceres y penas. 
Como una solitaria, alucinada, mal entendida... sangrienta niña.

¿Entenderemos mejor la vida sin el amoroso silencio de nuestros regazos? ¿Lloverá por fin, al fin, un noviembre de néctares y mieles sobre nuestras pieles?
¿Existirá el ocaso entre tus brazos, mi amor?

sábado, 20 de octubre de 2012

UN SUEÑO

"Aprendí a buscarte, nada más
sin saber que estabas
tan adentro mío y más allá
de todo y de nada."



Un ramito de flores violáceas
para recibirte en mi cuerpo.
Abro la boca sólo para apaciguar
tus deseos de hombre estratega,
capitán  y navegante
cuyo único norte es la luz de luna.
En ese sueño, en esa vida
partes prófugo del silencio.
Partes y te pierdes,
te proteges
en el inmenso atlántico,
mi Ulises naufrago.

Nunca supe cómo retenerte,
nunca supe cómo estrechar los brazos
y  mis palabras alrededor de tu corazón
y  siempre terminas yéndote
en los sueños y en las vidas.

Pero, en ésta te me apareces en visiones
y  en ellas veo tus ojos, siento tus manos
y aún me haces estremecer de miedo,
de ganas de más momentos,
de echarle un vistazo al futuro,
junto a ti, junto a ti.

Quiero hacerme océano en tus ojos,
quiero soñar todos los sueños,
vivir juntas todas las vidas
para tenerte en esta y esperarte,
como siempre,
con un ramito de flores violáceas
y hacernos amor de distancia y de re-encuentros
en el alma y en el cuerpo.


Quiero seguir en este sueño,
tener la boca y los ojos bien cerrados
y  sólo sentirte en el centro de mi pecho
como dolor de estaca madura  permanente
y de saberte ajeno cuando muera
o cuando despierte.






jueves, 11 de octubre de 2012

Tantas vueltas, tantos enojos, tantos desvelos.
Tantas idas y huidas, llamadas perdidas,
pies bien puestos sobre la tierra.
Tanta verdad arcana, tantas máscaras,
tanto maquillaje traslúcido
que sólo palideció mi mirada.
Tanta cerveza desparramando las palabras,
tanta vergüenza , tanto negarme, tanto mentirte,
abrazarte, soltarte y soltarme
y arrepentirm
e por no nombrarte,


por no creerme ni quererme,


por no contarte ni confiarme,


por dejarme llevar por la mente y la muerte


de mis más profundas sensibilidades.


Tanto nombrarte sin pronunciarte
ni pronunciar lo más importante;


por sentir tanto miedo y disfrazar


el corazón de amuleto para la mala suerte.


Por todo y por tanto,


por quitarte todos los adjetivos


que te hicieron ángel 
en la palabra

para hacerte hombre en el gesto,


en el beso y en la mirada.


Por no tocarte ni mostrarte mi alma,
por no estar contigo ni en las buenas ni en las malas,
porque no seré áquella, ni ésa,


que diga, que a pesar de tanto y de todo,

te ama.

martes, 28 de agosto de 2012

Ya no será



Ya no será, 
ya no viviremos juntos, no criaré a tu hijo
no coseré tu ropa, no te tendré de noche
no te besaré al irme, nunca sabrás quien fui
por qué me amaron otros.

No llegaré a saber por qué ni cómo, nunca
ni si era de verdad lo que dijiste que era,
ni quién fuiste, ni qué fui para ti
ni cómo hubiera sido vivir juntos,
querernos, esperarnos, estar.

Ya no soy más que yo para siempre y tú
Ya no serás para mí más que tú. 
Ya no estás en un día futuro
no sabré dónde vives, con quién
ni si te acuerdas.

No me abrazarás nunca como esa noche, nunca.
No volveré a tocarte. No te veré morir. 

(Idea Vilariño)

domingo, 26 de agosto de 2012

Un camino


Una palabra tras otra palabra, 
una mirada tras otra mirada.

Ahí estoy yo.

Resuenan en mí los latigazos del tiempo,
recorro mi pasado de lunas rojas, 
bluseras, rotas. 

Aquella soy yo.

Mañana deforme e inexistente.
No llego, me quedo. Estoy. 

Se repite la fórmula, la mujer de ojos vendados
y espadas cruzadas sobre el pecho inmaculado.
Se repite también mi arcana realidad:
Apresar la caricatura que las palabras
están haciendo de mi misma. 

Me caso con el silencio,
me caso con mi verso
en una ceremonia
de vuelos con alas rotas,
donde se deslizan deseos
haciendose uno con el viento
y la verdad es transparencia
real-irreal. 

No llega muy alto nuestro amor
pero me beso, me beso, me beso,
cual mariposa famélica de ternura
hacia aquella que está conmigo y frente a mí.

Conmigo voy. 

A instalarme en mi pose de reina de oros,
a destaparme la mirada,
a recorrer la vida con manos libres
y palabra suelta. 

A desatar las espadas
y herirme en esta batalla
sin miedo ni resignación...

Es allí hacia donde voy. 

lunes, 13 de agosto de 2012


Más allá de la boca se encuentra la palabra. Más allá de la palabra está el silencio. Entre la palabra y el silencio hay un nombre poderoso y desconocido aún para la gestora de la voz y del grito.  

Sólo la noche conoce ese lenguaje de polvo de estrellas. 

Con ojos vendados recorre el filamento que la sostiene; meticulosa, se entromete pausadamente en la soberbia de saberse Ente-Ángel y volar con alas propias dentro de ti y de mi.

¿Acercar el silencio a la palabra o la palabra al silencio? Encontrar una respuesta a la hermosura de sus pausas y sonidos. Descubrirse en medio de fuerzas poderosas y enigmáticas; optar por continuar sobre el filamento o aprehenderse de esta o aquella orilla.

No, no  es caer al precipicio, es equilibrarse sin acercarse a ningún extremo. Es saborear el peligro, darle la mano a la ignorancia y extender, libremente, los brazos a una dulce caída.



Al final, la bienvenida será la respuesta por la que hemos luchado. 

martes, 7 de agosto de 2012

MAYA

En un momento, en un lugar en donde ya no domine la aspereza del silencio.

----------------

 Descubrir el flameante vestigio de mi memoria: redescubrirte hermoso y rebozando de sonrisas sólo para mí.

 ---------------

Si suelto mi mano puedo seguir tan sólo un camino, puedo descubrir tan sólo una verdad: la descomunión de mi ser con su origen más esencial.
Si camino conmigo, por la senda que trazó mi alma desde que estalló cual antigua estrella en el universo, el mundo se abre como una flor al alba, se desenmascara y descorre el telón de fondo dejando ver a los actores de la falsedad.
Siendo una, descubro el nuevo mundo que descubrió Alicia tras el espejo: el gran truco de la verdad.

---------------


¿Cómo sacarse los ojos, cómo omitir el corazón, cómo dejar de chocar con las palabras para hacerle una trampa a la mente?

lunes, 16 de julio de 2012

TRAS EL VIAJE


Una ondulación en el espacio.
Una agitación en la inmensidad
donde ardo,
donde quema el paso imperceptible
del horario.
Estoy en él, estoy en él.
Juego, me escabullo.
Me pierdo sin saber
o sabiendo
el presente exacto,
este momento imposible
dominado por mis manos,
terribles manos,
sentada frente a un océano
pequeñito, artificial
pero inmenso,
dolorosamente inmenso
en su mentira.
Siento momentos,
siendo momentos
delirante, me encuentro
en este tictaqueo.
Dormida,
aún,
con los pies fríos,
aún,
después del amor,
aún
soy tan frágil
igual a este segundo
que pasa y pasa y me enciende en cada paso.
Esta fragilidad me quema,
me revuelve
y envuelve,
llevándome allá lejos
donde miento
y me invento
inmensa e inalcanzable.
Me pierdo de esta página,
me pierdo de esta hora,
le digo no al tiempo
el que se ha dejado
todo lo que soy,
toda la que soy,
toda la mujer:
Gioconda,
Frida, Alejandra, Idea.
No puedo terminar
como la lluvia.
Delirante
me quemo, ardo.
Antes o después,
fría,
me quemo y ardo.
No puedo terminar.


miércoles, 4 de julio de 2012

Caer caer caer


El centro de la pasión
Consiste en hacer
Temblar un universo corporal,
Consumir libremente cualquier líquido,
Ser sentido en tu ser sentido.

El centro de la pasión
Consiste en que tu cuerpo y el mío
Sean un  bar abierto
A la caída
El puente sobre el abismo
Los pies del suicida
Y caer caer caer. 

lunes, 2 de julio de 2012

SAMSARA

        ... y una loba aúlla dentro de mí como mi eterno samsara...




Veo las imágenes en silencio.
Intento descifrar ese lenguaje licántropo 
y arcaico ya olvidado
con el único sentido vivo
que voy conservando 
desde el último de mis alumbramientos.

Sé que desde este silencio
algo me llama.
Me fascina con sus movimientos
y los lugares a los cuales me lleva,
lengua bífida y traicionera.
Venenosa manera tiene
de ultrajarme y llevarme
hacia la oscuridad que espanto
con cantitos blancos inspirados en el cielo.


Pienso: cuánto paraíso me he perdido
por esa hostilidad con la que me hablo.
Recuerdo: desde mi memoria más antigua
no me canso del castigo,
lo renuevo por si me olvido de
quién soy o quién he sido;
dónde he estado,
bajo qué arrullos me he dormido
o cuántas veces me he mutilado. 


Infinitamente danzo en el viento
en que me impulso para volar
hacia el centro más ardiente de mí misma.
Me duelen los ojos, mis pestañas
chocan contra los sueños
en los que me he despertado
siendo la que soy,
en los que me he soñado
siendo la que fui.


Pero la memoria es frágil
y una vez que he cerrado las manos
contra mi pecho enjaulado
y mi garganta se ha aclarado
para pronunciar el último de los versos
de mi improvisado canto
estoy nuevamente danzando con el viento,
intentando re-encontrarme
en un lenguaje,
arcaico lenguaje ya olvidado.

domingo, 17 de junio de 2012

La lluvia

El paisaje se oscurece, no así la fe del amor. Llueve, es cierto, llueve y la ciudad hoy tiene la cara lavada. Pasa algo por aquí y por allá. ¿Por qué sentimos miedo de la lluvia? ¿Por qué sentimos miedo de la transparencia, de desmaquillarnos la falsa sonrisa, la máscara que nos ponemos a diario?
Hoy pintaré un mandala azul. 
La lluvia no es azul, pero hoy el amor tiene ese color, el color de los ojos del lobo, que también es el color del recuerdo:

Una fuerte lluvia nos azotó áquel día y tan sólo el amor nos movía de un lugar a otro, de un mar a otro mar. Teníamos el corazón tan limpio que no podíamos dejar de besarnos. La luz del amor nos hermoseaba el sentimiento y anulaba las sombras de la distancia. 

No encuentro momento más puro en mi memoria que ese junto a ti. Yo era un pájaro nacido en jaula y tu tuviste la suficiente convicción de abrir la puerta de mi prisión.
Hoy llueve, como aquel día en que me liberaste y salvaste con tu amor. 
Hoy llueve y sé que soy libre para amar, para soltar, para besar, para volver a entregar.
Para seguir queriéndote y abrazándote.

Por eso, hoy pintaré un mandala azul que me recuerde tu mirada.

martes, 1 de mayo de 2012

CORRESPONDENCIAS


ELLA,  HIERÁTICA
ÉL,  MALDITO.
ELLOS,
UNA POESÍA PERFECTA.

2
TENGO MIEDO,
COMO SI ALGUIEN
ESTUVIESE A PUNTO
DE DESCUBRIR
MI SECRETO.


3
TE BORRO
COMO EL RECUERDO
DE MIS CINCO AÑOS.
TE BORRO
PORQUE NO HAS SIDO
PORQUE NO EXISTES.
PORQUE TE DILUYES
EN LOS MOMENTOS 
MÁS NEFASTOS
DE MI MEMORIA. 

4
LA PLANTITA
CASI MUERTA
QUE CUELGA DE MI BALCÓN
ES COMO NUESTRO AMOR:
SE DESHOJA
SE SECA,
PERO ES RESILIENTE
AL DESCUIDO.
SOBREVIVE.

5
SI HAY ALGO
QUE ME ATA
FUERTEMENTE  A ESTA IDEA
DIFUSA DE LA VIDA
ES LA ESPERANZA.
NO LA DEL ENCUENTRO,
NO  LA DE LA FELICIDAD.
NI SIQUIERA LA DEL  AMOR.
ES LA ESPERANZA.


6
ESTOY ATADA AL BOSQUEJO
DE TU PRESENCIA.
ESTÁS  VIVIENDO
EN LA IDEA QUE HA
CREADO MI MENTE
EN TORNO A LA FIGURA
DE TU RECUERDO.
(AQUÍ)

7
ME IMPREGNO
CON TU RECUERDO.
VOY PERFUMADA
DE TI, DE TI, DE TI.
NADIE  RECONOCE
ESA  VERDAD.
NADIE, JAMÁS,
TE RECONOCERÁ
EN MI CUERPO.
NI TU MISMO
LO HARÁS.
SIN EMBARGO,
VOY PERFUMADA
DE TI.
ESTA NOCHE
UNA SOMBRA
DORMIRÁ EN ESOS SUEÑOS
EN LOS QUE SUEÑAS
A OTRAS
Y ASI,  QUIZÁS AL  DESPERTAR,
RESPIRES
ESTE POEMA.

sábado, 28 de abril de 2012

LA VIEJA CASA


No hay razones para el dolor.
El desamparo es fatal
En estas horas de la madrugada
Cuando golpea tu recuerdo
En las paredes de esta vieja casa
En donde sí fuimos amparados
Y vueltos a la vida
Como dos mortales inmortalizados
En una eternidad más corta
Que el amor mismo.

En la memoria de la vieja casa
Las grietas son voces
Que hablan de ti y de mí,
De ese nos que hoy nos separa
En una conjugación que nunca fue:

Nos amamos, nos deseamos,
Nos besamos, nos penetramos
En el corazón desgastado
Por el paso impasible
De los nunca bien amados.

Por eso, querido,
No hay razones para el dolor.
Desaparecidos estamos
En las sombras proyectadas
Por la luz de un recuerdo
Que no dice nada,
Por la voz de un recuerdo
Que enmudecido ha sido
Junto a los ya derrumbados cimientos
De esta  vieja casa.

domingo, 15 de abril de 2012

En la cotidianeidad de mi deseo
Te digo que eres el motivo
De esta palabra muerta.
Que hoy escribo en tu nombre
Y brindo con lágrimas celosas
Tu ausencia.
Desde las entrañas te digo
Que tanto silencio
Se terminará comiendo
El sentimiento
Y que mis noches
Se han vuelto
Recuerdos sepias:
Se disgrega tu sonrisa
El nerviosismo de tu presencia;
Se disuelven los abrazos,
Se sueltan las manos.
Hay un vacío de ti,
Tragándome,
Succionándome el sentimiento,
El deseo.
Lo cotidiano será periódico
Y lo periódico
-desde las entrañas te GRITO-
Será simplemente algo llamado
Olvido.

Liberaré, al fin,

Tanta poesía suelta

Tanta palabra muerta

Tanto pensamiento huido.

Las amarraré

Las reviviré

Los atraparé.

Haré con ellos,

Lo que hace el amor

Con el deseo,

Lo que hace la voz con el silencio,

Lo que hacen las manos con un cuerpo ajeno.

Abriré, al fin,

La jaula de mi pájaro

(el que habita abajo y a la izquierda)

Y haré con él

Lo que hace

El pensamiento huido con la palabra muerta

Lo que hace la palabra muerta con la poesía suelta

Lo que hace la poesía suelta con la poeta inconclusa:

Le escribiré unas alas

Y me tragaré las llaves

De la cárcel de arena

Que construí para retener

Tanto pensamiento huido

Tanta palabra muerta

Y tanta poesía suelta.

Fría la mañana

Frio el roce de los labios

Palabras mudas se enfrían

Como esta mañana

Como esos labios.

Frio el silencio que esgrimes

Con el desierto de tu ausencia.

Fría la imagen grisácea

De tu recuerdo.

Frías son, las suposiciones,

Los pies de mis noches solitarias,

Las manos al alba,

Las miradas de los cientos

De transeúntes que circulan

Por mi vida anónima.

Se enfría la cama

El copulativo sexo.

Nos congelamos en la memoria

Y nos quedamos

-animas inexistentes-

En el pretérito imperfecto

De lo que nunca sucedió.

domingo, 8 de abril de 2012

Un día más para esta herida

Tu voz me resucita
y calma esta vida que ya no es mía,
calma a esta muerta que me habita
por capítulos, por días,
que destroza mi valentía,
que no se salva
que no se lanza a su serio destino
(desconocido aún para ella)
Un día más para esta herida
y la sangre perdida terminará
dejando vacíos los espacios
en donde habitaban como fantasmas
los sonidos de tu voz en mi cuerpo.
Un día más para esta herida,
para la reverberancia de tu voz en mi cabeza,
para la pasión de arena
(desértica)

y pisar tierras ajenas
buscando bajo el insomnio de tu ausencia
algún eco de tu voz.
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails