Follow by Email

miércoles, 12 de enero de 2011

Del amor II

Un día el amor se hizo bolita

y se fue a rodar por el mundo.

En su viaje, se expandió como una avalancha,

hasta que volvió a mí

y con su grandeza me aplastó.

Ahora trato de sacármelo de encima,

pero ni la rebeldía de mi cuerpo,

ni la llama que habita en mi corazón

logran destruirlo.

Ahora, el amor no se va,

se queda y es implacable en su decisión.

Inmenso me abraza, me rodea.

Me consigue.

Me habita.

Me llena.

Está.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails