Follow by Email

domingo, 21 de agosto de 2011

UNA MALDICIÓN

Que no hay amor que me alcance
Ni que te alcance,
Pájaro de alas surcidas con el fuego
De aquellas tres o cuatro noches
Que nos dimos por no darnos la vida toda.
Que mi amor nunca te alcance,
Pájaro de mal agüero,
En toda esta inmensidad
De vientos, de vuelos,
De fuegos mal encendidos,
De voces que mueren junto
Al crepúsculo en que se ha
Convertido tu frágil corazón.
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails