Follow by Email

martes, 27 de enero de 2009








El golpe de la noche
escarba en las heridas del pasado.
Me acoplo entonces a tu leve recuerdo:
Un papel entintado,
un aroma perdido
en las fauces del tiempo.
Breve e inverosimil,
mi pensamiento
añora la ocasión perdida
de nuestro fallido encuentro.
Surge entonces la necesidad,
la profunda entrega de lo desconocido
en la noche cómplice
de las palabras calladas.
Decir la vida o la muerte
- la verdad-
ya no cuesta mas que
un respiro milimetrado:
Me hace falta
recibir tus besos,
como si alguna vez
me los hubieses dado.


Imagen:Internet

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails