Follow by Email

lunes, 3 de mayo de 2010

Recobrar la palabra del sello de tu boca.

Papel embrujado, hechizo clandestino

invocando silencios de otros impronunciables silencios.

Hijos del placer y de una pluma terrorífica,

sangrienta espina en tus manos.

Sangrienta reina que guardas en tus velos

secretos remediales para una enfermedad irremediable.

Estás en el dolor, en el suspiro, en esto que es mío, mío, mío.

Profundidades de caricias colman esta ansiedad.

Por recobrarte, palabra cobriza, terciopelo

en ésta, mi noche más oscura.

Por recobrarte, estrella que no me olvidas.

Que no te olvido.

No te olvido.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails