Follow by Email

lunes, 12 de enero de 2009

Memoria auditiva






No corregir jamás tu nombre
en mi oído palpitante
porque sin nunca nombrarte
navegan en él tus ondas espectrales
como eterna ceremonia mántrica.


Imagen: Internet

2 comentarios:

  1. mmm, clima de traslúcida densidad poética, mi estimada hija entrañable, usted parece estar al borde del haikus. Un besote de su pacha.

    ResponderEliminar
  2. bueno queeeeeeee hare creo q esta bien

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails