Follow by Email

domingo, 8 de marzo de 2009

Añoranza de lo cotidiano





Entra luz por la ventana de lo cotidiano. Aun esta aquel libro enredado entre tus manos y un recuerdo fiel de tu mirada se posa sobre la lámpara azul. Abrazados entre sudarios, clandestinas humedades nos unen a aquel momento incendiario en que locuaces manos, dientes, lenguas buscaban el paraíso de lo prohibido entre el brevísimo espacio que separaba a tu boca de mi pecho.
Deja que ríos y montañas nos separen, deja también que la lluvia y su tiempo te bañen los recuerdos como somnolencias en la siesta de verano. Congela tu alma de febrero en la fría niebla de un otoño que se anuncia pálido y gris. Detrás de la lupa de la distancia, es grande el olvido y la nostalgia, y quizás añorarás mi casa o buscar recuerdos por debajo de mi falda.

Yo renuncio a mirar atrás. Cerraré el libro que quedó abierto y allá lejos, muy lejos quedarán tus manos cazando suaves nubes en el viento.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails