Follow by Email

lunes, 25 de mayo de 2009

Señales





La exquisita aventura

de un instante sin preámbulos,

de un juego a corazón desarmado,

sólo entre las manos, puñales de brillos palpitantes

para el placer del fiel contrincante.

Círculos y elipsis  de inviernos

nos traen frente al ineludible premio.

Pero esta vez no habrá tregua de aullidos,

solo tus ojos y los míos.

Esta noche, mi compañero de letras,

amante de lo incierto, vengaremos a la dulcísima noche

y traicionaremos soledades.

Alucinaremos con un domingo de sol

en que el camino de la piel

se disfraza de aterciopelados pétalos

y tu caricia  ajena en mi lomo desnudo.

Lunático juego de reyes,

blanco y negro de lenguas mudas,

de manos desesperadas,

el primer y ultimo espejismo,

innecesario, por cierto,

porque sabemos que la luna siempre mengua

y el domingo es un pájaro gris

que se nos vuela en el tiempo.

Juegos de círculos, pechos desnudos y abiertos.

Elipsis de olvidos.

La señal ya esta dada. 



Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails