Follow by Email

miércoles, 5 de agosto de 2009

Espero la noche



Espero la noche como si realmente viniera
con un susurro incomprensible que se mueve a tientas.
Desnudar el tiempo de cualquier espacio
para hablar, al fin, desde esta constelación desconocida,
para unir tu mano a mis plegarias de desprotegida.

Miro desde lejos la justa tuición de mis tormentos
y no llega, no llega.
Tanto deshilvanar misas extrañas,
ya es de no llenarse este vacío precoz,
es de no apagarse esta sed insaciable de tantas cosas.

Espero la noche...
¿Y si realmente viniera
con relojes de arena y lunas multifacéticas?

(Se acabaría el tiempo todo para darte,
todo el tiempo que fundimos en abrazos.
Volverían a mí mis tormentos
de niña anciana y gris,
tantas memorias dolorosas de morir y morir)

Espero la noche como si viniera
a saciarme con todas mis carencias,
para tantearme por dentro
con dedos fríos de desapego,
a llenarme el vacío (tan vacío!) con flores secas.


Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails