Follow by Email

domingo, 26 de agosto de 2012

Un camino


Una palabra tras otra palabra, 
una mirada tras otra mirada.

Ahí estoy yo.

Resuenan en mí los latigazos del tiempo,
recorro mi pasado de lunas rojas, 
bluseras, rotas. 

Aquella soy yo.

Mañana deforme e inexistente.
No llego, me quedo. Estoy. 

Se repite la fórmula, la mujer de ojos vendados
y espadas cruzadas sobre el pecho inmaculado.
Se repite también mi arcana realidad:
Apresar la caricatura que las palabras
están haciendo de mi misma. 

Me caso con el silencio,
me caso con mi verso
en una ceremonia
de vuelos con alas rotas,
donde se deslizan deseos
haciendose uno con el viento
y la verdad es transparencia
real-irreal. 

No llega muy alto nuestro amor
pero me beso, me beso, me beso,
cual mariposa famélica de ternura
hacia aquella que está conmigo y frente a mí.

Conmigo voy. 

A instalarme en mi pose de reina de oros,
a destaparme la mirada,
a recorrer la vida con manos libres
y palabra suelta. 

A desatar las espadas
y herirme en esta batalla
sin miedo ni resignación...

Es allí hacia donde voy. 
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails