Follow by Email

lunes, 17 de mayo de 2010

Ahora, debo ser MUJER


Sólo una rosa, en mi pecho hinchado.

Renacido pecho que brindas con el frío,

que das doble vida, enorgulleciéndote al tacto.

Pecho mío, tan naufrago de sus manos.

Pecho huérfano aun no amamantado.

Belleza a mano alzada,

bosquejo enmascarado,

tras la vitrina de flores

te cubres olvidado.

Brotaste, semilla traviesa

dejando mi dorada niñez

-la nena, la niña-

en la tierra del pasado.

Y ahora debo ser mujer

de pechos a veces agrios,

mujer de caderas rojas

y pelo alborotado.

Mujer de arriba, mujer de abajo,

mujer celeste, mujer del cielo,

mujer con sólo una rosa en su pecho hinchado.


Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails