Follow by Email

domingo, 8 de abril de 2012

Un día más para esta herida

Tu voz me resucita
y calma esta vida que ya no es mía,
calma a esta muerta que me habita
por capítulos, por días,
que destroza mi valentía,
que no se salva
que no se lanza a su serio destino
(desconocido aún para ella)
Un día más para esta herida
y la sangre perdida terminará
dejando vacíos los espacios
en donde habitaban como fantasmas
los sonidos de tu voz en mi cuerpo.
Un día más para esta herida,
para la reverberancia de tu voz en mi cabeza,
para la pasión de arena
(desértica)

y pisar tierras ajenas
buscando bajo el insomnio de tu ausencia
algún eco de tu voz.
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails